Mire los Requisitos para Obtener el Certificado de la Ley 300

Para nadie es un secreto que el trabajo con niños y con personas de la tercera edad es delicado en virtud de que son grupos con altos niveles de vulnerabilidad; por tal motivo, en Puerto Rico existe el denominado certificado de la Ley 300, un documento muy importante del que hablaremos en este artículo, así que no dejes de leerlo.

Ley 300

Ley 300

Entre los documentos que se emiten por las autoridades puertorriqueñas para que las personas puedan efectuar ciertos trámites, tenemos el certificado de la Ley 300 que guarda relación con el historial delictivo de los ciudadanos.

[yuzo_related]

En este orden de ideas, el certificado de la ley 300 en Puerto Rico es un documento expedido por las autoridades competentes, que suministra toda la información referente a a los antecedentes delictivos que tiene una persona.

Es decir, que muestra de manera específica todos aquellos actos inherentes al historial de delitos e infracciones que una persona ha cometido en el pasado, algo muy similar a los antecedentes penales.

Sin embargo, este certificado de la Ley 300 no es en sí un documento de antecedentes penales, ya que ese es otro tipo de requerimiento que se emite para todas las personas en general, siendo el primero necesario solo para un grupo que atiende a ciertas características.

En este sentido, el certificado de la ley 300 es un documento obligatorio para aquellas personas que se encuentran trabajando en centros donde mantienen contacto frecuente con niños y con ancianos, siendo estos grupos de elevada vulnerabilidad que requieren una especial atención por parte de las autoridades.

Ley 300

Así, dichos trabajadores deben ser personas íntegras que posean un historial impecable en lo que se refiere a su conducta y actos, debido a que pretenden trabajar con un grupo de individuos sumamente delicados que necesitan ser protegidos por todos a su alrededor.

[yuzo_related]

¿Qué es el certificado de la Ley 300?

Este documento es utilizado para que un patrono o jefe pueda conocer a ciencia cierta el historial penal que posee su empleado, con el objeto de saber qué tipo de situaciones se pueden presentar mientras que dure la relación laboral.

Por lo general, este certificado de la ley 300 es un requisito que se le solicita a aquellas personas que concursan para desempeñar funciones inherentes a la atención de personas de la tercera edad y niños, por lo que es de gran importancia verificar los antecedentes que posee.

Así, el ser éste un certificado no es más que un documento emitido por las autoridades competentes, mediante el cual se estipula en detalle los actos del historial delictivo que poseen las personas solicitantes, con el objeto de que las empresas contratantes puedan verificar esta información.

Cabe destacar que éste es un requisito de gran importancia, ya que además de indicar el registro penal de cada quien, es un aval de que la persona que se dedica a la atención de niños y ancianos está apta para desempeñar tales funciones, puesto que no representa riesgo alguno para los otros.

Importancia de la Ley 300

La ley 300 es una de las normativas más importantes en Puerto Rico ya que consiste técnicamente en la verificación del historial delictivo de proveedores de servicios de cuidados a niños y ancianos de este país, requisito éste que es de suma obligatoriedad en los casos que aplican a este tipo de trabajo.

En este sentido, tal como lo indica su nombre este certificado es solicitado por aquellos centros que dedican al cuidado y atención niños y ancianos, como pueden ser por ejemplo guarderías y geriátricos.

Todo esto se realiza para garantizar que las personas que estén en contacto con ellos son sanas mental y psicológicamente, por lo que no son consideradas peligrosas y entonces se puede decir que son aptas para realizar estas tareas.

Ley 300

Cabe destacar que la solicitud de este certificado es un medio necesario para insertar un filtro en aras de prevenir algún hecho de abuso o maltrato en contra de personas de la tercera edad y niños, ya que son muy vulnerables y están expuestos.

Por tal motivo, todo aquel que trabaje en centros de cuidado y atención de este grupo de personas, debe presentar un historial delictivo completamente limpio e intachable, pues de lo contrario van a representar un riesgo para los demás.

Registro de verificación del historial delictivo

Toda la verificación del historial delictivo se realiza mediante un sistema cuyo nombre es Puerto Rico Background Check Program, también conocido por sus siglas PRBCP y es el encargado de estipular todo lo relacionado con la ley 300, documentos y requisitos.

Cabe destacar que esta vía se encuentra vinculada con lo prescrito en la ley 3000-1999, la cual señala que el secretario de salud competente debe realizar la inserción del sistema integrado de credenciales e historial delictivo.

Al mismo tiempo ,dicho sistema funciona bajo las directrices del Departamento de Salud de Puerto Rico y su función principal consiste en implementar la comprobación del historial penal y de las credenciales de todas aquellas personas que trabajen con niños o ancianos.

[yuzo_related]

Es necesario mencionar que este sistema también debe ser aplicado a los profesionales de la salud, que  están en frecuente contacto con niños y con adultos mayores, así como también con discapacitados, constituyendo todos ellos un grupo vulnerable que debe ser protegido.

En este orden de ideas, de conformidad con las políticas establecidas por el departamento de salud de Puerto Rico, todas aquellas personas que soliciten algún trabajo que guarde relación con niños o con personas de la tercera edad, están obligadas a rellenar una planilla contentiva de información detallada y específica.

Aunado a ello, en dicho registro deberán quedar marcadas las huellas dactilares y se debe tomar una fotografía de la persona; todo esto con la finalidad de realizar una búsqueda exhaustiva mediante la que se logre confirmar los antecedentes de la misma, para determinar si cumple con lo que establece le ley.

Requisitos para tramitar el certificado

Todos los interesados en tramitar el certificado de la ley 300 deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Descargar y llenar el formulario de solicitud del certificado de la ley 300, ingresando a la página web del organismo competente para ello.
  • Presentar una fotografía reciente de dos por dos centímetros, que cumpla con las características siguientes: La persona debe estar de frente y con un fondo de algún color sólido, sin gorras, sombreros, anteojos ni ningún otro implemento que pueda obstaculizar su rostro.
  • Documento nacional de identidad, con fotografía actualizada y vigente, como por ejemplo la tarjeta DTOP, licencia de conducir o pasaporte americano.
  • Constancia de buena conducta o el certificado de antecedentes penales, debidamente emitido por las autoridades competentes y vigente para la fecha. Es importante señalar que si este documento fue obtenido electrónicamente, debe poseer su validación respectiva.
  • Un recibo de algún servicio en el que se encuentre la dirección exacta del domicilio del solicitante.
  • Finalmente, la persona interesada debe acudir con todos estos documentos a la comandancia de la policía que se halle en el municipio donde habita, para concretar su solicitud.

Todos estos requisitos son muy fáciles de conseguir por la persona interesada y una vez que sean entregados ante la autoridad correspondiente, solo queda esperar algunos días hasta que el documento ya haya sido correctamente emitido.

Aspectos a considerar

Al momento de dirigirse a retirar el certificado de la ley 300 luego de haber presentado los documentos pertinentes, es importante que la persona interesada tenga presente los siguientes aspectos:

  • La tramitación de este documento puede tardar hasta un máximo de treinta días, por ende es necesario realizar la solicitud con suficiente antelación.
  • De acuerdo con la región del país donde se efectúe el trámite, va a depender el tiempo de duración del mismo.
  • Una vez que el documento esté listo, solamente el solicitante es quien lo puede retirar, ya que no se permiten terceras personas.
  • En aquellos casos donde el certificado de la ley 300 no sea retirado en los treinta días siguientes a la fecha de su emisión, el mismo va a ser eliminado y en consecuencia y el trámite deberá hacerse nuevamente.
  • Puede ser que el trámite deba ser realizado bajo ciertas excepciones, por tal motivo es apropiado comunicar detalladamente cuál es la situación ante el organismo correspondiente.

Beneficios del programa SICHDe

Antes de hacer referencia a los beneficios de este programa, es necesario aclarar a qué se refiere el término, siendo éste el Sistema Integrado de Credenciales e Historial Delictivo. Así, el mismo se encarga de garantizar la calidad en la prestación de los servicios por parte del personal.

Por otra parte, todas aquellas personas que se dedican a brindar atención en centros de cuidado de niños o de adultos mayores, no pueden estar involucradas en registros tales como los siguientes:

  • Registro de información de ciudadanos que resulten convictos, debido a delitos relacionados con actos sexuales o abuso en contra de menores de edad.
  • El sistema de información de justicia criminal por causa de los mismos actos anteriores.
  • Base de datos del FBI.
  • No pueden estar involucrados en alguno de los delitos contenidos en el Código penal de Puerto Rico, ni en los que se enumeran en la Ley 300.

Otro de los beneficios consiste en la reducción de los gastos administrativos de los proveedores, ya que los centros se evitan tener que pasar por juicios ocasionados por denuncias que involucran abogados, aseguradoras y otras organizaciones.

También se evita el hecho de que alguno de los ciudadanos que ejerce el ejercicio pueda cometer actos que atenten en contra de la seguridad mental o física de ancianos y niños. Por último, se da cumplimiento a lo que establecen la leyes vigentes.

Conclusiones

Como se puede notar, el certificado de la ley 300 es un documento muy importante, que debe ser expedido por las autoridades competentes cuando una persona va a desempeñar alguna cargo relacionado con la atención a niños y a ancianos.

Todo esto tiene su fundamento en el hecho de que tales grupos representan altos índices de vulnerabilidad y desafortunadamente son cada vez mayores víctimas de maltrato y abuso por personas insensibles que se aprovechan de su inocencia.

En este sentido, aquellos individuos que se dediquen al cuidado de estos grupos necesariamente deben ser honestos, íntegros y poseer una conducta intachable, lo cuál va a ser una garantía de que no cometerán ningún acto que atente en contra de su bienestar.

Por tal motivo, todos los centros de cuidado de personas mayores así como de niños, solicitan a los trabajadores la presentación del certificado de la ley 300 y sus requisitos, cuyo procedimiento lo pueden realizar en la web de manera fácil, rápida y segura, además de que es un requerimiento obligatorio.

Finalmente, es importante tomar en cuenta los plazos estimados para la emisión de dicho certificado, así como su tiempo de vigencia con el objetivo de que no vaya en contra de las solicitudes que se pretenden realizar y no obstaculicen ningún trámite.

Si este artículo te ha parecido interesante, entonces no dejes de compartirlo y te invitamos también a leer los siguientes:

Consiga una cita previa para la ITV En Jaraíz España

Recaudos para el Permiso De Funcionamiento En Cuenc

Consulta de Retenciones Judiciales en Ecuador

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario